Cómo hacer grisines para untar en crema

Cómo hacer grisines para untar en crema. Los grisines crocantes son un clásico de las comidas, puesto que permiten disfrutar de una crema sabrosa como entrada al plato principal, lo que ayuda a los comensales a eliminar la ansiedad y conseguir disfrutar de deliciosas preparaciones. De origen italiano, los grisines se han convertido en un pan crocante que no debe faltar en las comidas, es por ello que la mayor parte de los restaurantes los ofrece en sus mesas como modo de entrada.

Lo fantástico de los grisines es que pueden realizarse fácilmente, ya que se encuentran elaborados a base de una receta muy fácil de preparar y que no le llevará mucho trabajo al cocinero, incluso si éste no tiene experiencia cocinando panes, puesto que se trata de una receta muy práctica y sencilla de elaborar.

grisines

Los grisines son muy fáciles de hacer, e incluso se pueden elaborar una gran cantidad de grisines y se los puede almacenar en bolsas herméticas para de esa manera conseguir disfrutarlos durante varios días, puesto que de esa manera se logran conservar de una mejor manera.

La salsa que acompaña los grisines puede ser tanto dulce como salada, y es allí en donde el cocinero debe innovar para conseguir sabores exquisitos que llamen la atención del comensal, y de esa manera prepararlo para un plato principal apetitoso y delicioso a la vez. Las diferentes recetas de las salsas que se pueden disfrutar con la ayuda de éstos grisines las iremos publicando en los próximos días.

Ingredientes:

  • 50 gramos de harina
  • 1 cucharada y media de sal
  • 50 gramos de manteca
  • 1 taza de agua tibia
  • 15 gramos de levadura de cerveza

Preparación:

En un recipiente colocaremos toda el harina y la sal y mezclaremos correctamente. Luego añadiremos la manteca y la seguiremos mezclando hasta conseguir una masa integrada completamente. Luego vamos a diluir la levadura en agua tibia y la vamos a incorporar en el primer recipiente con la ayuda de una cuchara de madera. El siguiente paso será volcar todo el contenido del recipiente en una mesa cubierta de harina, para conseguir preparar los grisines.

Vamos a amasar un poco la masa hasta conseguir que se vuelve bien manejable. Lo siguiente será colocar nuevamente la masa en un recipiente ligeramente enharinado para conseguir que leve, para ello lo cubriremos con un papel film para concentrar el calor. Se recomienda dejar al menos 30 minutos la masa hasta conseguir que tiene el tamaño deseado.

Recomendamos volcar la masa en una superficie lisa y estirarla con la ayuda de un rodillo hasta conseguir 1 centímetro de espesor. Luego cortaremos tiras de grisines, los cuales deben de ser de 2 centímetros de ancho.

Quienes buscan tener grisines perfectos pueden amasarlos con las manos de manera individual, para conseguir una superficie redonda en vez de algo rectangular. Luego se recomienda dejarlos descansar nuevamente durante 20 minutos en una asadera, la cual usaremos para llevar los grisines al horno.

Se recomienda cocinarlos en un horno caliente a 200°, durante aproximadamente 20 minutos para que logren dorarse. Luego de sacar los grisines del horno se los debe dejar enfriar, y posteriormente se los pueden almacenar en envases herméticos para que logren durar varios días.


Leave a Reply