Prepara scones dulces para acompañar el té

Prepara scones dulces para acompañar el té. Los scones son bizcochos dulces fáciles de hacer, ideales para acompañar el té para quienes buscan un aperitivo liviano y a su vez delicioso, es por ello que en esta ocasión compartiremos la receta más sencilla de realizar, la cual nos permitirá obtener scones deliciosos y muy bien elaborados para tener una buena presentación.

A través de la receta que compartiremos en esta ocasión podrán elaborar scones básicos, por lo que una vez que consigan tener práctica en la misma le podrán agregar otros ingredientes para conseguir bizcochos con distintos sabores, como por ejemplo nueces, almendras y demás agregados que sin duda alguna cambian el sabor de estos bocadillos.

receta de scones

Ingredientes:

  • 240 gramos de harina pura
  • 50 gramos de azúcar
  • 3 cucharadas de polvo para hornear
  • 100 gramos de manteca
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 2 yemas de huevo
  • 3 cucharadas de leche

Preparación:

En un recipiente colocaremos el harina, el azúcar, la pizca de sal y las 3 cucharadas de polvo para hornear, y mezclaremos hasta conseguir que se unifiquen los ingredientes. Luego añadiremos los 100 gramos de manteca fría y mezclaremos con la ayuda de un tenedor.

Lo siguiente será hacer un hueco en el centro de la mezcla, parecido a un volcán, y allí colocaremos el huevo y las dos yemas que tendremos que haber batido antes junto con la leche. Seguiremos revolviendo la masa hasta lograr una textura útil para elaborar los scones que buscamos. Lo siguiente será utilizar un palo de amasar para conseguir aplastar la masa en una superficie lisa, y de esa manera conseguir una masa plana con un espesor de al menos 2 centímetros.

Lo siguiente será ir cortando con un molde redondo los scones. En una asadera acondicionada con manteca iremos colocando los scones. Antes de llevarlos al horno se recomienda pintar los scones con la ayuda de una yema adicional para conseguir que se formen de una mejor manera. Se deben cocinar los scones a fuego moderado durante 15 minutos aproximadamente. Luego de sacar los scones se les puede añadir alguna capa de caramelo, siempre que estén tibios, puesto que es el mejor momento para hacerlo.

Añadir semillas y frutos secos antes de llevar los scones al horno es bastante útil para conseguir un sabor característico, incluso se pueden hacer algunos scones con ciertos frutos y otros con la ayuda de otras semillas, para de esa manera darle la oportunidad al comensal de elegir el sabor del bocadillo.

También se puede preparar scones en un horno eléctrico, puesto que la función es la misma, aunque se recomienda tener mucha precaución con la intensidad de las velas que arrojan el calor, es por ello que se recomienda hornear los scones a fuego lento, y a su vez vigilar constantemente mientras se elaboran, puesto que una vez que su superficie se dora es cuestión de minutos antes de sacarlos de allí para conseguir obtener estos bocadillos en su punto especial.

Quienes tienen experiencia en la elaboración de scones afirman que los mismos se deben servir tibios, algo a tener en cuenta por quienes buscan preparar estos bocadillos para el té, puesto que pueden calcular unos minutos antes de elaborarlos para de esa manera llevarlos al horno minutos antes de comenzar con una determinada reunión.


Leave a Reply